miércoles, 28 de noviembre de 2018

Aikido un camino para la superación


Aikido un camino para la superación
 
AiKiDo está formado por tres ideogramas independientes, cuyo significado sería “Vía de la unión con la energía del Universo”.
Por tanto, además de un arte marcial, es un camino, una filosofía de vida que pretende la armonía del hombre con la energía (Ki) que está en la naturaleza, en busca de un desarrollo completo (Autorrealización, Armonía con nuestros semejantes, Armonía con el Universo).
El Aikido es un arte por medio del cual se puede llegar a la autorrealización o autoexpresión.
También es una ciencia, porque en su aprendizaje hay que estudiar y aplicar las leyes físicas naturales (gravedad, inercia, palanca, equilibrio, etc.).
Sirve también como defensa personal cuando sus técnicas se aplican en la forma correcta a casos concretos (ante ataques con armas o a manos libres).
Se puede considerar también como un deporte, pues hay una actividad física encaminada al mejoramiento fisiológico del individuo (elasticidad, flexibilidad, desarrollo cardiovascular, etc.)
Así, “el Aikido es, a través de las técnicas físicas, un simple soporte, que permite un conocimiento más amplio de nuestra dinámica corporal, pero en un sentido más profundo y en su aspecto tradicional, busca al hombre como un todo, de manera que, si vencemos con la práctica ciertas barreras, se consigue sentir un movimiento interior, surge una vivencia positiva en todos los niveles
“La vida es crecimiento. Si nosotros dejáramos de crecer, técnicamente y espiritualmente, seríamos tan valiosos como un muerto. El Arte de la paz es una celebración de la unificación del cielo, la tierra y la humanidad”. (M.Ueshiba)
“El Arte de la Paz no es fácil .Es una pelea hasta el final, con la muerte de todo deseo malvado y toda falsedad dentro de uno. En ocasiones la Voz de la Paz resuena como el trueno, sacudiendo a los seres humanos de su estupor”. (M.Ueshiba)

domingo, 18 de noviembre de 2018

Actitud

Actitud
Tomado de https://aikidoshogun.wordpress.com/2014/07/02/aprendizaje-de-calidad-en-aikido-actitud/




Tener una buena actitud de aprendizaje es la base de para una buena práctica y estudio del Aikido.

En la mayoría de los hogares y en la escuela, no se tiene la oportunidad de que nos enseñen a tener una actitud, por lo general, depende de nosotros mismos.

Esta actitud de aprendizaje en el aikido puede ser comparado con un ejemplo de un “recipiente”.

Cuando el agua se vierte en un recipiente que tiene una grieta en la parte inferior, no importa la cantidad de agua que se vierta, el agua continuará goteando fuera de él. La inmensa mayoría de nosotros, tienen algunas grietas en los tazones. Para evitar que el agua se filtre fuera de la taza lo primero tendriamos que hacer es sellar la grieta en la taza y luego verter agua en ella. Este es un buen ejemplo de actitud.

Otra forma de verter el agua es en un recipiente que ya está lleno (de agua vieja) y el resultado es que nos es imposible hacerlo. Con el fin de echar agua nueva y fresca, primero tenemos que vaciar el agua que tenemos (agua vieja). En el aikido nuestras experiencias pasadas y el conocimiento a veces restringen el proceso de aprender cosas nuevas. Al dejar de lado las propias opiniones y el conocimiento pasado, las cosas nuevas se pueden obtener y aprender. Esta forma de actitud es muy buena para aprender y desarrollarnos como personas y como aikidokas.

En un recipiente de pequeño tamaño, sólo se puede verter una pequeña cantidad de agua, en un uno más grande, se puede verter más. Para seguir utilizando el ejemplo del recipiente y poder aplicar la idea a nosotros mismos, tendriamos que tener la capacidad de hacer crecer nuestra “taza” o recipiente de manera que se hiciera más grande poco a poco, y esto solo es posible con fuerza de voluntad y esfuerzo.

Por eso tendriamos que estar en el estado de shoshin o mente del principiante constantemente.

Siempre en la vida, dia a dia, estamos aprendiendo.


jueves, 18 de octubre de 2018

El Aikido no es un arte marcial, es Budo

El Aikido no es un arte marcial, es Budo
Tomado de http://www.aikidoenlinea.com/blog/el-aikido-no-es-un-arte-marcial-es-budo/





Lee’s Life es un interesante blog en el que su redactor cuenta su experiencia vital como uchideschien Iwama, en el dojo de Hitohito Saito Sensei. En esta ocasión os traemos una traducción de una entrada de su blog, en la que transcribe una conversación reciente con Hitohiro Saito, comentada por el propio autor, y dónde señala cuál es la manera de entrenar correcta. Muy interesante, y esperamos que la disfrutéis (2014).
El Aikido no es un arte marcial. Es Budo.

Recientemente, durante el keiko, Sensei habló acerca del de entrenamiento del Aikido. En concreto, acerca de ser un buen uke y los puntos que debemos recordar. Obviamente, esto no es un transcripción de lo que Sensei dijo. Es mi traducción de los puntos importantes que él comentó. De todos modos espero que los encontréis interesantes. Los fragmentos en boca de Sensei los he escrito en cursiva. El resto son mis reflexiones y pensamientos acerca de lo que se dijo.

Cuando practicamos aikido no debemos ser competitivos. Nosotros no deberíamos tratar de retener a nuestro compañero tan fuerte como nos sea posible. Todo el mundo tiene un límite en cuanto a la cantidad de fuerza que pueden manejar. Si somos capaces de agarrar a nuestro compañero más allá de su límite, entonces esto no es entrenamiento, se convierte en una competición. El Aikido no es un arte marcial. Es Budo. El objetivo no es sólo hacerte más fuerte físicamente, sino también mentalmente. Esto se logra a través de keiko, probando constantemente y empujando los límites más y más. Pero es con el fin de empujar ese límite que tenemos que entrenar en el límite. No por encima de él.

Yo esto lo veo como lo siguiente. Piensa en cómo ganan músculo los culturistas. En su primer día en el gimnasio no caminan directamente a las pesas de 30kg y empiezan a hacer flexiones de bíceps. Esto no tendría sentido, ya que no serían capaces de hacer un sólo movimiento sin moverse hacia arriba, utilizando toneladas de impulso y destrozando completamente su forma. En Aikido es lo mismo.

Como buen uke debes tratar de mantener a tu compañero al borde de su límite. Justo en el punto en el que le resulta difícil moverse libremente, pero dónde todavía se puede mover. Si no pueden hacer la técnica, baja entonces tu nivel de fuerza y busca dónde está su límite. No eres un mal uke si comienzas por encima de su límite. Pero sí lo eres si te mantienes allí dónde sabes que estás más allá de él. Sensei continuó diciendo :

 Un buen keiko de Aikido es en realidad mucho más difícil de practicar que un keiko de las artes marciales competitivas. En un arte marcial basado en la competición no sabemos la técnica que va a realizar nuestro oponente. Estamos constantemente tratando de adivinar lo que van a hacer y contrarrestándolo. Es fácil ser un uke honesto en Judo. Si la proyección es buena te van a derribar, si no lo es seguirás de pie.
Sin embargo, en el Aikido ya sabes donde tu compañero va a pisar, o en qué dirección se moverá, o empujará a su compañero. Es fácil contrarrestarlo y recuperar el equilibrio. Pero esto no es keiko. Básicamente estás escapando de la técnica. Tu pareja tendría que cambiar continuamente la técnica con el fin de derribarte. Esto no es Keiko .
Un uke debe fijar su postura en el inicio de una técnica y tratar de no perderla. Si se desequilibra, entonces debería aceptarlo y seguir. Sin embargo, no debe girar intencionalmente la espalda a su pareja. Lo que estamos haciendo es BUDO, no artes marciales. Si le das la espalda a alguien en el Budo estás muerto. Es necesario tener esto en mente cuando se practican técnicas y cuando eres un uke. Necesita cultivar este sentimiento cuando practicas .
Cuando Osensei quería demostrar técnicas él no le decía a la gente cuáles eran las que estaba a punto de ejecutar. Simplemente las hacía. Esto implicaba que nadie sería capaz de adaptarse a él o arruinar la técnica.

Si tu compañero está tratando de escapar de tus técnicas, no las necesitas. ¿Por qué querrías  tirar a alguien que está tratando de alejarse de ti?. Un uke debe fijar sus pies y las manos y tratar de no moverse. Al igual que un saco de boxeo en un gimnasio. El saco no intenta alejarse del boxeador. Sólo cuelga desafiante. Un buen uke debe ser lo mismo. Una vez que tengamos un uke inmóvil podemos estudiar la manera de desequilibrarlo y controlarlo con un abanico de técnicas. Cuando el compañero reacciona a lo que sucede, entonces nage también debe reaccionar ante esta reacción. Esta es la esencia de awase : unificarse con el compañero. Como ya he dicho esto no es una transcripción, pero lo publicado aquí puede ser útil para alguna gente. Por favor, no uséis nada de esto como una cita directa de sensei. Gracias.

Cómo demostración de qué tipo de entrenamiento explica Saito Sensei, os dejamos este vídeo dónde él mismo enseña una serie de kokyunages sobre agarres fuertes y estáticos, entrenando la forma kotai de las técnicas.


martes, 9 de octubre de 2018

Keiko

Keiko
Tomado de: https://aikidoshogun.wordpress.com/2011/09/16/keiko/


En la práctica de las Artes Marciales Budo, se debe hacer una diferencia entre lo que es entrenamiento y lo que es la práctica. Por entrenamiento los japoneses usan la palabra “Renshu” que significa preparar o entrenar el cuerpo; en cambio para definir la práctica usan la palabra “Keiko” que significa entrenar o preparar el espíritu. Por esta razón, la palabra “Keiko” es importante no sólo en el Budo, sino que también en otras actividades culturales donde los aspectos espirituales son fundamentales, como lo son la Ceremonia del Té y el Arreglo Floral.
Antes de keiko, nos aseamos (las manos y los pies y nos cortamos las uñas). Nuestro keikogi está limpio y en perfecto estado. Esto constituye ya una exacta preparación del cuerpo y del espíritu. El respeto de estos pequeños detalles prepara al keiko. Esta práctica, en el dojo, se llama dojo geiko.
Un mismo espíritu, un mismo sentido en el trabajo, aplicado tanto al exterior como a la batalla, se llama yagai geiko.
El periodo de entrenamiento de una semana o diez días, durante los grandes fríos del invierno se llama kan geiko; durante los más grandes calores del verano shochu geiko.
Se habla de godo geiko cuando varios clubes se congregan para trabajar juntos.
Gashuku geiko es comer juntos, dormir juntos, vivir juntos.


Eventos y Actividades