jueves, 23 de julio de 2015

Compromiso

Compromiso


Tomado de http://www.northsideaikido.com/es/commitment





¿Tuvo un día difícil en el trabajo?
¿Tiene demasiado en su mente?
¿Algún tipo de sensación de cansancio y bajo de ánimo?
¿Demasiado cansado?
¿Demasiadas cosas que hacer?
Estas son todas buenas razones para tomar la clase de hoy...

Tan pronto como usted decide hacerlo, cambiará su día. Por el momento ha embalado su gi y están en su camino hacia el dojo, ha iniciado su propio ritual personal para la transformación. La unidad del dojo, por ejemplo, puede utilizarse para procesar el día y dejarlo ir.

Con cada paso, ayuda a dejar, a soltar tus problemas lejos. Cada puerta que se cierra detrás de ti te separa de las dificultades del día. Cambiar tu ropa de calle a tu gi es una herramienta particularmente eficaz. Arrojar tus problemas con la ropa y permitir que entre a tu ser un “nuevo fresco” cuando te pones el gi. Por el momento, alcanzar la alfombra sin importar si eres consciente de ello o no, demuestra que la transformación está muy avanzada.

Antes de embarcarse en la práctica del Aikido debe estar comprometido a alcanzar una capacitación por lo menos dos o tres veces por semana. Una persona de Aikido –en el camino correcto- no puede aprender el arte sin una práctica consistente y diligente. No será fácil! Habrá momentos cuando no desee entrenar: debe ser capaz de estar detrás de su compromiso.

Para alcanzar esa condición de ser, acorde a la filosofía, la técnica, la actitud y el espíritu,  requiere de una combinación entre práctica coherente y sincera. No hay atajos. Cuando ya no hay una distinción entre la vida cotidiana y la práctica del Aikido es que verdaderamente se va siguiendo el “camino de la armonía”.

Un muchacho joven de Aikido viajó a través de Japón a la escuela de un gran espadachín. Cuando llegó a la escuela recibió una audiencia con el fundador, quien quedó impresionado de que este muchacho hizo un largo viaje.

"Qué desea de mí?" preguntó el maestro.
"Quiero ser su alumno y convertirme en el mejor espadachín en la tierra", respondió el muchacho.
"¿Cuánto tiempo debo estudiar?"
"Diez años al menos," respondió el maestro. "diez años es mucho tiempo.
¿Qué sucede si he estudiado dos veces más duro como todos los demás alumnos?"
"Veinte años", respondió al maestro.
"Veinte! ¿Qué pasa si practico sin descanso, día y noche, con todas mis fuerzas.?"
"Treinta años", respondió al maestro.
"¿Cómo es que cada vez que digo que voy a trabajar más duro me dicen que tardaré más?" preguntó el estudiante bastante confundido.
"La respuesta es clara," dijo el maestro. ' Cuando hay un ojo fijado sobre su destino, es sólo ese ojo izquierdo el que busca la forma '.

Aikido es un arte marcial altamente refinado, desarrollado este siglo como un medio de autodefensa y de formación espiritual. El arte del Aikido desarrolla coordinación de la mente y el cuerpo. A través de su filosofía y técnicas, Aikido nos pone en armonía con nuestro medio ambiente, con otras personas y con nosotros mismos.

A diferencia de muchas artes marciales, Aikido no requiere ninguna ventaja particular en fuerza y velocidad y es practicada con éxito por personas de todas las edades y habilidades. Practicando aikido desarrolla flexibilidad, coordinación, concentración, mejorar la salud y fitness, habilidades comunicativas y autoestima.

Los aspectos físicos del Aikido, grácil y dinámicos como pueden ser, son sólo la manifestación externa de una manera real y directa para mejorar la calidad de nuestras vidas.


El dominio de Aikido es una travesía, no un destino.

domingo, 5 de julio de 2015

Cuadrado, Círculo y Triángulo

Cuadrado, Círculo y Triángulo

  


Sengai Gibon. Círculo, triángulo y cuadrado (más conocido como "El Universo").
Tinta sobre papel, comienzos del siglo XIX, Idemitsu Museum of Arts. Tokyo.

Según John Stevens (en El Libro del Aikido), el triángulo representa Ki y Ryu, la producción y flujo de energía, y simboliza las diferentes trinidades de la existencia: Cielo, Tierra y Humanidad; cuerpo, mente y espíritu; hombre, mujer y niño; nacimiento, madurez y muerte; verdad, bondad y belleza. Técnicamente, el triángulo representa la postura triangular del kamae de Aikido, iniciativa y entrada. El círculo es el principio de ju, flexibilidad y elasticidad. Un círculo con un punto en el centro simboliza la resolución perfecta, la armonía de todas las fuerzas y la revolución continua. Físicamente, los movimientos circulares son la clave para armonizarse con el uke, la fuente de técnicas ilimitadas. El cuadrado representa kon, el elemento diamante. Sólido, estable, real y bien proporcionado. El cuadrado es la base del control total, necesario para la realización apropiada de las técnicas de Aikido.

De acuerdo a la tradición oral (kuden), y también mencionado por Saito Shihan en sus libros, O-Sensei usaba los principios de las 3 formas básicas (triángulo, circulo y  cuadrado) para que sus alumnos entendieran lo que estaban practicando e ilustrar los diferentes conceptos de los movimientos y técnica. Estas 3 formas básicas son una ayuda visual y no sólo deben entenderse como una posición estática del cuerpo, sino que también pueden entenderse como desplazamientos de todo el cuerpo (tai sabaki). Algunas formas resultan muy evidentes durante la práctica diaria. Otras van siendo descubiertas conforme el aikidoka va madurando y se va sensibilizando con su entorno y con su atacante. Se dice que el cuerpo debe ser triangular y la mente circular. El triángulo representa la generación de energía y es la postura física más estable. Un buen kamae (posición) puede ser también un ejemplo de postura triangular (sankaku-tai). El circulo, por su parte, representa la serenidad y la perfección, la fuente de técnicas ilimitadas. El cuadrado representa la solidez – la base del control aplicado.

TRIÁNGULO (Sankaku) O-Sensei asociaba la forma del triángulo con la idea del agua fluyendo (nagare). Decía que el agua siempre encuentra el camino de menor resistencia, y que es algo que el aikidoka debe hacer también. Un ejemplo podría ser Irimi (entrar). Cuando un golpe, con una extremidad o un corte con un bokken hace su movimiento descendente, el aikidoka avanza al mismo tiempo que se hace a un lado para estar en posición de defensa. El triángulo puede ser comparado porque da la impresión de un movimiento directo sin giro. A veces, las respuestas directas hacia un ataque son efectivas y excelentes para desbalancear al oponente.

CÍRCULO (maru) En el caso de un ataque cara a cara, un oponente tendría oportunidad de golpear en múltiples ocasiones, aparte de que los choques de energía son muy evidentes. Después de un primer ataque, y como consecuencia de un movimiento circular, el aikidoka debe salir de la línea de ataque para posicionarse al lado o detrás del atacante, pero tan solo por un momento, puesto que uno debe de continuar ese movimiento circular, pero de una manera controlada. Uno debe de actuar y guiar los movimientos hacia una técnica de aikido correcta antes de que el movimiento de ataque termine. De esta manera, el desplazamiento circular paraliza el ataque porque es muy difícil golpear a alguien que está atrás de uno y muy pegado. Así, dependiendo de la posición del aikidoka y del balance del oponente, cualquier técnica puede ser ejecutada tanto “por dentro” o “por fuera” del cuerpo del oponente (omote/ura).El círculo no es estable estacionariamente, como lo es el cuadrado. Sin embargo es estable en el sentido de que nunca cae, ya que está en constante movimiento. Una analogía es el principio del giróscopo, que basa su estabilidad en el giro.

CUADRADO: El cuadrado es una forma o una posición muy estable y fuerte, pero a diferencia del triángulo y círculo, carece de movimiento. Cuando O-Sensei “dibujaba” un cuadrado, a menudo escribía la palabra Gou (), que significa fuerza. Decía que, dado que un cuadrado estaba hecho por 4 ángulos de 90 grados, el ataque más efectivo sería a un ángulo de 90 grados también. Uno normalmente comienza un en un estado “cuadrado”, estando calmado y neutral. Desde esta actitud inicial, si un ataque llega, uno puede estar listo y desplazarnos o convertirnos en un triángulo y contrarrestar por medio de la entrada (irimi) o bien, podemos convertirnos en un círculo para armonizar con el ataque y alejarlo de nosotros.


Eventos y Actividades